Actualidad

En plena Pandemia se reaviva la historia de conflictos entre Chile y Argentina por la plataforma continental

Informe Especial de #CincoDias

En marzo de 2017 la Argentina amanecía con la noticia de que el país incorporaba 1.633 kilómetros cuadrados a su territorio marítimo, al obtener el aval de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU en un planteo que había quedado pendiente desde 2016, cuando el país logró ampliar un 35 por ciento su plataforma con el visto bueno del mismo organismo.

La por entonces canciller, Susana Malcorra, anunciaba que “se ha definido todo el límite de la Plataforma Continental, lo cual nos da certidumbre, confirma cuál es el límite de la Argentina sobre el Océano y agrega una cantidad importante de kilómetros ya totalmente definidos a nuestro país, con toda la riqueza que subyace debajo de las aguas”.

El espacio marítimo sumado a la plataforma argentina se ubica entre los 39 y los 42 grados Latitud Sur, debajo del límite con Uruguay, demarcado en las aguas del Río de la Plata.

“Esos dos puntos acaban de ser aprobados por la Comisión (Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental, creado por la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar) en línea con lo que planteó y sostuvo la Argentina a través del equipo de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) de la Cancillería” afirmaba Malcorra.

Con este aval internacional la Argentina definía entonces todo el límite de su plataforma continental, con excepción de la zona de las islas Malvinas, en litigio con el Reino Unido, y la que abarca el Tratado Antártico, que no son materia de análisis en la ONU por encontrarse en litigio de soberanía o bajo un tratado internacional.

Pero aquello que parecía certero y confirmado quedó en jaque hace unas semanas atrás cuando, el Diario el Mercurio de Chile. exponía que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile emitió una nota diplomática a Argentina en la cual indica que la extensión de la plataforma continental pretendida por nuestro territorio no son oponibles a la República de Chile.

Según el medio del vecino país, el documento implica que Chile no reconoce el deslinde del trazado en la zona del Mar Austral debido a que se trata de una declaración unilateral (no oponible) por parte de Argentina, por lo que Chile se reserva el derecho para determinar su posición en ese sector. La nota también fue enviada el 23 de mayo al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres.

EL RECLAMO CHILENO

Según fuentes de cancillería el reclamo, que cuenta con el aval del Presidente Sebastián Piñera, se centra en desconocer lo determinado por la ONU considerándolo una declaración unilateral de Argentina y Chile se reserva el derecho para determinar su posición frente a ese sector. En tanto aclara que los puntos que plantea como deslindes de ese trazado, no son oponibles a dicho país.

Estas mismas fuentes confirmaron que la misiva se extendió previo a un análisis realizado por el canciller chileno Teodoro Ribera, junto a los equipos técnicos del ministerio quienes consultaron a ex cancilleres, a la Armada de Chile y a varios expertos.

¿POR QUÉ AHORA?

Las teorías del porque de este reclamo formal, que parece descolocado al realizarse en medio de una Pandemia, son varias.

Por lado del país vecino se afirma que todo surge en una supuesta preocupación con génesis en el discurso de asunción de Alberto Fernández, que en diciembre destacaba que la Argentina “defenderá los derechos soberanos sobre la plataforma continental y los recursos naturales que estas extensiones poseen, porque pertenecen a todos los argentinos”, y se suman los dichos del canciller trasandino, Felipe Sola, quien en febrero de este año manifestó que ingresaría un proyecto de ley para delimitar la plataforma continental con el fin de “fortalecer nuestra zona soberana”, expresó respecto a la zona antártica.

De éste lado de la cordillera perdura un hermetismo supremo y nadie ha realizado una respuesta oficial al respecto. Desde #CincoDias intentamos hablar con el Canciller Sola y El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, pero ambos prefirieron el silencio. Off de record, fuentes cercanas al gobierno, establecieron que “la nota enviada por Chile existe, pero no hablaran del tema en éstos momentos de crisis sanitaria”.

A su vez, existe un rumor en los pasillos de Cancillería que ubican el reclamo como un artilugio para distraer la atención pública de las dramáticas consecuencias del COVID-19 en el país vecino. En ese contexto, debe recordarse que incluso hubo cruces de declaraciones por las cifras que el presidente Alberto Fernández brindó al comparar el avance del coronavirus en la Argentina con el resto de los países de la región.

EL PROYECTO DE LEY

El informe que plasma El Mercurio, refiere que la nota de Ribera hace mención en sus quejas a un proyecto de ley elaborado por la senadora kirchnerista Norma Durango (quien también se mantuvo reacia a dialogar con nuestra redacción) relacionado con el trazado de la zona en el Mar Austral.

Al margen de que él proyecto no se trata de una iniciativa emanada del Poder Ejecutivo, y que, además, hubo varios proyectos similares presentados en el Congreso argentino desde 2010, en #CincoDias tuvimos acceso exclusivo al mismo donde se aprecia que la Senadora, junto a Juan M. Abal Medina, solicitaban que se “Incorpórese como párrafo segundo del Artículo 6° de la Ley Nacional 23.968 (NR: refiere a la sancionada el 14 de agosto de 1991, donde se fijaron las líneas de base de la República tanto del territorio continental como del insular), el siguiente: “Demarcase con carácter definitivo y obligatorio, en los términos del artículo 76 inciso 8) de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, el límite exterior de la Plataforma Continental Argentina trazado de acuerdo con los puntos consignados en la presentación de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental y adoptados por la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”.

En los fundamentos se detalla, por caso, la forma en que Argentina realiza el trabajo del trazado del límite, que constó de las tres etapas que mandan las Directrices Científicas y Técnicas de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, las cuales comprendieron el “Aplicar las dos fórmulas positivas, que permitieron trazar la línea envolvente exterior o línea de las fórmulas. Aplicar las dos restricciones, lo que le permitió trazar la línea de las restricciones. La combinación de ambas líneas permitió trazar la envolvente interior que presentan el límite exterior de la plataforma continental argentina”.

LA ACTUALIDAD

Por el momento, desde Casa Rosada se escudan en argumentar que se encuentra en plena vigencia el artículo IV del Tratado Antártico y de los sucesivos acuerdos bilaterales mediante los cuales los dos países ya reconocieron mutuamente soberanía en la Antártida.

De hecho, la nota de Chile también refiere a aspectos vinculados al límite exterior de la plataforma continental argentina que ha recibido recomendación favorable de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, de conformidad con el artículo 76 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Esa recomendación favorable fue obtenida por la Argentina en 2016 luego de más de siete años de ser presentada en 2009. Incluso Argentina cooperó con Chile entre 2016 y 2018 con el trazado del límite exterior de la plataforma continental del país vecino. Las fuentes indicaron a este medio que Argentina tiene intención de continuar con esa cooperación, iniciada en el citado acuerdo firmado entre Menem y Frei hace más de dos décadas.

En tanto, desde el país vecino, argumentan que pese a los reclamos constantes ante la ONU, uno punto clave son los problemas que han tenido presentar su propia cartografía ante dicho Organismo. De hecho, debían hacerlo en 2019. En mayo de ese año expresó en nota formal que “esperaban presentar la cartografía parcial en diciembre”. Sin embargo, ese mes la misión ante Naciones Unidas, liderada por el embajador Milenko Skoknic, pidió una prórroga.

“Chile desea informar que espera presentar su informe a la comisión durante el primer semestre de 2020″ citaban, La Dirección de Fronteras y Límites (Difrol) y la Armada están trabajando en conjunto desde 2009 en las mediciones de la plataforma continental del país. Pero se han enfrenta=do a dificultades técnicas —el fondo está a mucha profundidad— y presupuestarias.

Por último, si bien no fue confirmado por las autoridades de nuestro país, en Chile aseguran que en las próximas semanas debía haber una reunión virtual entre dos actores clave sobre el tema: el encargado de la Dirección Antártica del Ministerio de Relaciones Exteriores chileno, Camilo Sanhueza; por el otro, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de Argentina, Daniel Filmus, que intentará poner “paños fríos” a una situación que siempre presento altos grados de fricciones entre las naciones vecinos.

EL DATO


Leer Más

Related Articles

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

Close