Apostillas de la Vida Cotidiana

Desterrando Mitos (Parte II)

-(mira acá la primer parte)

R. ¿Qué puede aclararnos del contagio inmediato que produce un el ver bostezar a otro individuo?
O. Es un mito simple y verificable. Esta científicamente comprobado que el bostezo ajeno insista al propio. Esto se da porque el proceso de gesticulación que conlleva a un bostezo hace al receptor activar su memoria sensitiva remontándolo a ese estado. Logrando, de esta manera, crear un sub-realidad que nos hace parecer que estamos con sueño cuando no lo es.

R. ¿Reírse mucho durante el día desemboca en orinarnos luego durante la noche?
O. Es falso. La orina emanada por la noche se debe a un problema de retención de líquidos inapropiada, a la ingesta de abundante liquido, a sueños convenientes que optan por hacerse reales (por ejemplos soñamos que orinamos un árbol, por ende orinamos de verdad), a veces se da porque no tenemos la edad suficiente como para asociar que la hacer pipi en la cama es poco higiénico (se da por lo general antes de cumplir los 7/8 años, y en casos mas graves recién a los 17/18). Pero nunca por causa de la risa.

R. Comer porotos ¿Trae aparejado los gases?
O. Si, sin dudas. El poroto contiene en su interior una dosis de molibdeno. Este en contacto con los ácidos que actúan en el estomago, producen una reacción química que genera una ventosidad que se expele del vientre por el ano (o sea un señor pedo)

R. Por ultimo, estimado Ofward, ¿Que puede decirnos del milenario mito de la Regla de la L?
O. Netamente falsa. No más comentarios.

R. ¿Puede decirnos su altura?
O. 1.85.

Leer Más

Related Articles

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

Close