Actualidad

La Clase Media se Ajusta ante la Crisis

Los efectos de la crisis empezaron a pegar de lleno en la clase media. Así lo revela una serie de indicadores que se dieron a conocer en los últimos días.

Sobre todo hay modificaciones en rubros típicos de esa franja socio-económica. Esa retracción se suma a la que ya se venía observando en estratos de menor poder adquisitivo, agobiados por la inflación y los tarifazos.

Según la Dirección General de Estadísticas y Censos de CABA, determina como “clase media” a aquellas familias con ingresos que superan al menos en 25% el costo de una canasta de consumo que satisface todas sus necesidades. A valores actuales, son los hogares con ingresos entre $ 30.200 hasta $ 96.800 (el cuádruple de esa canasta). Un sector importante que hace determinante la actividad económica, cualquier fluctuación negativa la actividad lo sufre.

Uno de los indicies con mayor retroceso fue el automotriz. Al respecto la consultora Invenómica, manifestó que para comprar un auto pequeño se necesitaban 10,6 sueldos al inicio del año y 12,8 sueldos en la actualidad. ACARA, por su parte, informó que el patentamiento de motos cayó 36,1% con relación a mayo y el de autos lo hizo 17,2%, como consecuencia de tasas de financiación más altas y precios más caros a causa de la devaluación.

En otro aspecto el sitio Reporte Inmobilario estimó que para adquirir un monoambiente en la Ciudad de Buenos Aires a través de un préstamo actualizado por UVA se necesita un sueldo mínimo de $ 64.551, casi el triple del que se requería hace un año. Por eso el Colegio de Escribanos porteño informó que en mayo las escrituras cayeron por segundo mes consecutivo.

No solo grandes proyectos como comprar un auto o una casa, debieron pasar a un segundo plano, también se registraron restricciones en gastos cotidianos.

Un ejemplo de ello son las salidas. Aadet, la asociación de salas teatrales con eje en la avenida Corrientes, señaló que la venta de entradas cayó 27% con relación a junio del año pasado y es la peor desde 2014.

Si ponemos el ojo en las ventas minoristas los resultados también son desalentadores. En su revelamiento mensual CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) calculó una caída interanual de 4,2% en junio, con fuertes recortes en rubros como calzados (5,8%), deportes y artículos de recreación (5,5%) y marroquinería (7%).

Por último resultados que se desprenden de la consultora especializada Kantar Worldpanel, se observa incluso un desplazamiento hacia segundas marcas, que ya ocupan el 17% de las compras en los sectores de clase media.

Momentos, sin dudas, donde los reiterados aumentos sumado a la caida del nivel adquisitivo del salario son determinante para que gran parte de la sociedad altere sus costumbres. Atras parece quedar los tiempos venideros del consumo interno. Por ahora todo es incertidumbre y momentos de calcular e exprimir todo lo que se pueda cada peso, cada billete que llega al hogar.

Show More

Related Articles

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

Ver también

Close
Close