ActualidadEditorial

“Meritocracía” un término marketinero para ocultar la ausencia del Estado

Hace tiempo este Gobierno viene acuñando un término: la “Meritocracia”. Una forma de destacar que sólo aquellos que se esfuerzan logran los objetivos en la vida.

“Imagínate vivir en una meritocracia, un país donde cada uno tiene lo que se merece”, proponía la publicidad de una automotriz hace más de un año que fue rápidamente dada de baja ante el impacto negativo de un mensaje nefasto.

Aun así, el concepto de “meritocracia” se extendió a todos los rincones del discurso de Cambiemos: “Lo que te hace feliz no es lo que te regalan”, “hay que llegar a la meta por el esfuerzo personal y no por la vía del atajo”, algunas de las frases que acuña el presidente Mauricio Macri en sus discursos.

La RAE es clara: Mérito es “aquello que hace que tengan valor las cosas”. La idea detrás del marketinero concepto se salpica ante cada nombramiento político que sale a la luz en donde (lejos de la idoneidad del candidato) se trasluce un eslabón familiar que lo propone en el puesto.

Lo cierto es que muchas veces, la “meritocracia” se pone como ejemplo en lugares equivocados. Como fue el caso, en la última semana, de un posteo del “Ministerio de Educación” en el que compartió la historia de un nene de 6 años que tiene que caminar 3 kilómetros y cruza dos arroyos para ir todos los días a clase.  El organismo lo tomó como un “ejemplo” . Una vergüenza mayúscula. Esto no es “meritocracia” esto es Ausencia del Estado.

Desde la cuenta oficial de Facebook se podía leer “Axel tiene 6 años y es alumno de la Escuela 196 de Picada Caa Guazú, en la localidad de Leandro N. Alem, Misiones. Camina 3 kilómetros y cruza dos arroyos todos los días para asistir a clase. Este pequeño héroe sin capa nos enseña que cuando hay ganas de estudiar y de salir adelante, todas las distancias se acortan“.

Las preguntas entonces aparecen prácticamente solas: ¿No sería mejor que ese alumno tuviera las condiciones socio económicas dignas para evitar tan inhumana acción diaria? ¿Dónde está el orgullo de ver niños que tienen que tomar tan crueles caminos en la vida para poder acceder a un derecho como la Educación? ¿No es hora de dejar a un costado las palabras marketineras y dedicarse a acciones reales?.

Vergüenza, Hipocresía y falta de tacto social son algunos de los sinónimos que debieron acompañar la foto del posteo.

Show More

Related Articles

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

Close